Cuidando tu nueva casa para que luzca igual de limpia y nueva como el primer día

Lluvias suaves, olor a flores, días más largos… Todos esto es parte de la temporada de primavera. Así también, es el rito anual de la limpieza en esta particular estación.

Aunque pocas personas realmente aman limpiar la suciedad y la mugre, los resultados bien valen el esfuerzo.

Digo, estas estrenando uno de esos departamentos en Atizapán que tanto trabajo te costo encontrar y transitar todo ese camino para adquirirlo, por lo que vale la pena cuidarlo ¿no lo crees?

Y ¿por qué no hacerlo de una forma lo más ecológica posible?

Mantenerse verde mientras limpias no tiene que tomar mucho tiempo extra, y en realidad podría ahorrarte dinero que de por sí debes saber administrarlo y que ayude a su vez a beneficiarte a ti, a tu familia y al planeta en Atizapan también.

Veamos entonces algunos consejos ecológicos de limpieza de primavera para tu hogar:

1) Tire los productos de limpieza a base de químicos

Muchos productos de limpieza convencionales contienen sustancias químicas que pueden causar una variedad de sustancias irritantes para la salud.

El amoniaco, la lejía y los compuestos orgánicos volátiles (COV) son solo tres ejemplos de lo que hay que evitar.

Los COV y otros productos químicos se pueden encontrar en el cloro y en algunas marcas de detergentes, jabones para lavar platos, limpiadores de alfombras, limpiadores de hornos, abrillantadores de muebles y abrillantadores para pisos, entre otros productos.

Revisa las etiquetas de los limpiadores en tu hogar o mientras estés en la tienda.

Un texto como “dañino o fatal si se ingiere” o “peligro – corrosivo” puede ser una señal de buscar otra opción.

Estos productos químicos de limpieza no solo pueden dañar tu cuerpo, sino que si se vierten en el desagüe, se enjuagan o se desechan con la basura, también pueden contribuir a la contaminación del agua o del suelo.

2) Haz tus propias soluciones de limpieza no tóxicas

Los ingredientes comunes como el jabón, el agua, el vinagre, la sal, el bicarbonato de sodio y el jugo de limón pueden ser efectivos para la limpieza de la casa y seguros para la salud y el medio ambiente.

Para reducir los olores en las alfombras, espolvoree bicarbonato de sodio en el piso, espárcelo bien, espera a que absorba los olores y luego aspira el polvo.

Para limpiar las ventanas, se sugiere una receta de 2 cucharaditas de vinagre con 1 litro de agua tibia.

Rocía la solución sobre el vidrio, luego limpia, idealmente con periódicos reciclado o trapos lavables.

Para una solución de limpieza para todo uso, mezcla de 10 a 20 gotas de extracto de limón, ralladura de limón o aceite de árbol de té en 1 cuarto de agua.

¿No quieres hacer tus propios limpiadores? Busca entonces las marcas ecológicas.

Resultado de imagen para atizapan

3) Organízate

Una lista de verificación de tareas de limpieza puede ayudarte a planificar tu rutina de limpieza de primavera, haz un seguimiento de lo que haz hecho y ver qué queda.

Enumera y divide las tareas en secciones en donde se encuentren tareas de limpieza de trabajo pesado que no son rutinarias y es bueno que se realicen anualmente o cada pocos años.

Limpia cada habitación antes de hacer limpieza profunda, para que los montones de cosas como ropa y papeles no impidan la limpieza de las esquinas o los muebles que retienen polvo.

Reutilizar, reciclar o reutilizar cosas que ya no necesitas es una alternativa ecológica para llenar un bote de basura y su vertedero local.

Si el proceso es abrumador o no sabes por dónde empezar, haz una lista de verificación de limpieza de primavera simple de un día con un número manejable de tareas programadas en bloques de tiempo.

Lo ideal es ver que esa casa que estás pagando siga luciendo bien todo el tiempo.

[REFERENCIAS: YouTube || Reserva Escondida || Wikipedia ]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *