Por qué tener una evaluación periódica cuando se tiene pie diabético

Dice mi abuela que el dinero va y viene, que la vida es como una rueda de la fortuna… a veces estamos arriba y a veces abajo… y lo que valora particular es la salud ya que ésta es invaluable para cualquier persona.

Con salud puedes salir adelante de cualquier problema y disfrutar de la vida.

Pero cuando falla algo, particularmente cuando es una enfermedad irreversible, quedan dos cosas por hacer: enfrentarla con la mejor actitud o dejarse vencer.

Lo mejor para la diabetes es seguir las indicaciones y cambiar tu estilo de vida… sabemos que esto es difícil y tarda un poco, pero es posible.

REFERENCIAS: YouTube , HCMedical e IMSS 

Las visitas al médico y la autorevisión son las mejores herramientas para identificar cualquier alteración que se pudiese estar presentando.

Mantener los niveles de glucosa controlados es la pieza angular del cuidado y una buena actitud… el camino a seguir.

Ahora bien, como diabético la evaluación regular es fundamental. Veamos cuáles son las situaciones a las que se debe estar atento de acuerdo al grupo de edad:

  1. a) Adultos

Para los adultos con diabetes, se evalúa el riesgo de desarrollar un problema del pie diabético en los siguientes momentos:

  • Cuando se diagnostica diabetes y, posteriormente, al menos una vez al año
  • Si surge algún problema en los pies
  • En cualquier admisión al hospital y, mientras esté en el hospital, si hay algún cambio en tu estado

Al examinar los pies de una persona con diabetes, es necesario quitarse los zapatos, los calcetines, los vendajes. Se examinan ambos pies en busca de evidencia de los siguientes factores de riesgo:

  • Neuropatía (use un monofilamento de 10 g como parte de un examen sensorial del pie)
  • Isquemia de extremidades
  • Ulceración
  • Callo
  • Infección y / o inflamación
  • Deformidad
  • Gangrena
  • Artropatía de Charcot

Se evalúa el riesgo actual de la persona de desarrollar un problema de pie diabético o de necesitar una amputación utilizando la siguiente estratificación de riesgo:

  • Riesgo bajo: No hay factores de riesgo presentes, excepto el callo solo
  • Riesgo moderado: deformidad, neuropatía o isquemia no crítica de extremidades
  • Riesgo alto: ulceración previa, amputación previa, en la terapia de reemplazo renal, neuropatía e isquemia no crítica de las extremidades juntas, neuropatía en combinación con callo y / o deformidad o isquemia no crítica de la extremidad en combinación con callo y / o deformidad.
  • Problema del pie diabético activo: ulceración, infección de propagación, isquemia crítica de las extremidades, gangrena o sospecha de una artropatía aguda de charcot, o de un pie caliente, rojo, hinchado, sin explicación, con o sin dolor. Se lo pueden confirmar en HCMedical
  1. b) Niños menores de 12 años

Los niños con diabetes menores de 12 años y sus familiares o cuidadores deben recibir consejos básicos sobre el cuidado de los pies.

Resultado de imagen para healthy people

  1. c) Jóvenes entre 12 y 17

Para los jóvenes con diabetes que tienen entre 12 y 17 años de edad, el equipo de atención pediátrico o el equipo de atención de transición deben evaluar los pies de la persona joven como parte de su evaluación anual y deben proporcionar información sobre la atención de los pies.

Si se detecta o sospecha un problema en el pie diabético, el equipo de atención pediátrica o el equipo de atención de transición deben remitir al joven a un especialista apropiado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *