La computadora y mi mamá.

Hace un tiempo mi mamá me pidió que le enseñara como usar la computadora, ya que le llamaba la atención pero no tenía ni idea de cómo empezar.

Gracias a mis padres había tenido la oportunidad de aprender computación en mi escuela, además me gusta enseñar así que lo tomé como una oportunidad para practicar mis habilidades y pasar tiempo con mi mamá.

Nos pusimos de acuerdo sobre a qué horario podíamos ambas, después de unos minutos decidimos la hora y el día. Yo por mi parte hice mi tarea, investigué como se le enseña a las personas a usar la computadora, que programas podían ser más sencillos de usar, además de revisar los cuadernos de mis cursos pasados para referencias.

Recom computer club Smith Wood Birmingham
pic David Bamber
mob 07850050248

Yo me preparé mucho para esta clase, puse mi computadora en la mesa, traté de crear un ambiente muy relajado, ella lo notó de inmediato y aunque me confesó que estaba nerviosa porque no sabía nada le emocionaba que su hija le enseñara.

Decidí ir por lo básico como prender y apagar la computadora, usar programas sencillos como Power Point, Word, Excel incluso Paint que al parecer fue uno de los que más disfrutó usar. Para mi sorpresa mi mamá aprendía muy rápido y tenía habilidad para ello.

Repetimos las sesiones una vez a la semana, hacía diferentes ejercicios que también me ayudaban a mí para aprender más, subíamos la dificultad y nos divertíamos probando diferentes software.

Debido al avance mostrado se me ocurrió que era hora de enseñarle a usar el internet, también para que ella supiera sobre que sitios eran seguros y como cuidarse al instalar antivirus que yo he aprendido con la experiencia pero se debería de enseñar más seguido sobre todo a niños.

Si te interesa este tema entra a WOBI y Gob.mx

Le expliqué que era el internet y todo el asunto de las redes, la mejor forma que podía entenderlo era entrar a una sala de chat, hace muchísimo que no lo hacía pero creo que es una experiencia muy divertida.

Instruí a mi mamá con lo que era un chat y le di consejos de seguridad como no dar tu nombre verdadero, dirección, aunque el internet tiene muchas ventajas también hay mucha gente buscando estafar y es fácil si las personas no saben cómo identificarlos.

Entramos a un sitio web que ofrecía chats, había diferentes salas como: solteros, casados, series de televisión, películas, cocina etc. En teoría sería más sencillo elegir una para ver si hay alguien con intereses en común. Mi mamá eligió la sala de cocina y con mucha razón ella era buenísima cocinando.

Uno de los requisitos para entrar a la sala era elegir un nickname le sugerí que fuera algo que le agradara, un juego de palabras o que podía agregar algún número para diferenciarse, lo pensó unos momentos y decidió ponerse Martha Rogers 5. Le pregunté quién era y ella respondió que era una mujer con mucha experiencia en el marketing  que el otro día vio su conferencia y la había inspirado.

Entramos a la sala y para nuestra fortuna había muchísima gente, ella no tardó en hacer plática con los demás, incluso intercambiaron correos electrónicos y eventualmente hicieron un grupo en una aplicación de mensajería para pasar recetas o compartir sus creaciones culinarias.

Vídeo cortesía de YouTube

Me dio mucha satisfacción ver que pude enseñarle a mi mamá y ver como ella aprendió muchísimo en tan poco tiempo.

¿Te gustó este contenido? Entra a WOBI 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *